Últimos temas

Mejores posteadores

Admin (104)
 
zulianoregionalista (1)
 

Los posteadores más activos del mes

Los posteadores más activos de la semana


    JUEGO PERFECTO: 2 DE FEBRERO 2013

    Comparte

    Admin
    Admin

    Mensajes : 104
    Fecha de inscripción : 02/06/2010
    Localización : Venezuela

    JUEGO PERFECTO: 2 DE FEBRERO 2013

    Mensaje por Admin el Jue Feb 07, 2013 8:50 pm


    José Gabriel Salas | cardenalesdelara.com

    EL CABALLERO GRIFOL…Desde el anuncio de su firma como nuevo manager de Cardenales a Pedro Grifol se le ha guardado gran respeto en las oficinas del Antonio Herrera Gutiérrez. No en balde era una de las piezas claves en la relación que por años ha mantenido el equipo con los Marineros de Seattle. En las tribunas la noticia de su contratación generó cierto escepticismo por venir de una oficina al campo. La gerencia de Cardenales apostó siempre al descendiente de cubanos. Su poca experiencia en el terreno no fue factor de importancia. La eliminación del equipo en su primera campaña, lejos de motivar un despido, lo asentó en el cargo. Era común escuchar a los altos directivos del equipo colocar notas altas a la manera como conducía el clubhouse. En un par de ocasiones salieron en defensa de Grifol. Luego de un octubre y noviembre de poca fortuna, Cardenales ese primer año emparejó en diciembre y cedió con el robo del home de Luis Ugueto. Los Oropeza respiraron tranquilos. Sabían que la eliminación era dolorosa y dura pero a la vez que el camino escogido le daría dividendos a futuro. Mientras todo esto ocurría a su alrededor, Grifol solo trabajaba. Nunca ripostó a comentarios negativos y a nada que pudiera influir de mala manera en su labor. Estoicamente aguantó algunos abucheos y con personalidad capeó el temporal. Algunos fanáticos le inquirieron en varios juegos y no tuvo reproches para con nadie ni se quejó. Su revancha llegaría en la mágica temporada 2012-2013.

    LA TROPA…Al concluir el séptimo encuentro con la victoria de Magallanes, Grifol salió disparado hacia su oficina del dogout valenciano. Sin gorra y la camisa por fuera pidió unos minutos para atender a la prensa. Algo lo ocupaba y era reunir a sus peloteros en el clubhouse para dirigirles unas palabras. Muchos de ellos miraban a lo lejos la celebración de los turcos. Luis Jiménez entró rápido al dogout para luego devolverse y llamar a sus compañeros. Se reunieron en el pequeño espacio que tienen para vestirse en la cueva visitante. Por lo general lo que se dice en ese momento se queda entre los presentes. Algo muy intimo y que seguramente servirá de impulso para años venideros. Al abrirse la puerta la escena era lo más parecido a esas películas de guerra cuando ha terminado el combate, donde el general reúne a su tropa, la arenga y los deja para que limpien sus heridas. Se podía ver al grupo de peloteros sentados inmóviles, lagrimas de orgullo, un silencio impactante pero a la vez se sentía un aire a deber cumplido, a defensa del honor y a revancha inminente. Grifol regresaba a la oficina para hablar con los técnicos y directivos a puerta cerrada. Un nuevo momento emocional donde el propio Humberto Oropeza se notaba conmovido por la situación. Los jugadores, personal médico y de clubhouse comenzaban a despedirse. Abrazos iban y venían.

    COMPROMISO…Grifol es un personaje difícil de entrevistar. No porque niegue contactos a la prensa, sino porque solo deja llegar hasta donde él quiere. Es cuesta arriba, incluso para los buenos entrevistadores, sacarlo de su ´´zona´´. En otras palabras, tiene una fuerte estructura mental que le permite responder las preguntas sin caer en deslices de los cuales luego pueda arrepentirse. Sin embargo, en esta final, quizás en medio del dolor por la derrota, se permitió aflorar algunos sentimientos en sus contactos con los fablistanes. Los medios de comunicación que lo esperaban al concluir ambas reuniones le preguntaron qué les dijo a sus peloteros en ese encuentro a puerta cerrada. El siempre ponderado Grifol sorprendió con su respuesta: ´´Les dije que los quiero mucho. Sí, que los quiero mucho como equipo, como personas y que siempre soñé con dirigir un grupo como ellos, con ese nivel de entrega. Como manager uno espera que sus jugadores entreguen todo en el terreno. Pero este grupo no entrego todo sino que dieron hasta lo que no tenían incluido su corazón por ganar´´. Era un Grifol a flor de piel. No era para menos luego de lo visto en la final. Otro momento emotivo y que seguramente llevará en su memoria fue al salir del dogout hacia los autobuses que lo llevarían de regreso a Barquisimeto. Allí estaban apostado gran parte del personal de oficina del equipo, familiares de directivos, entre otros. Nada más aparecer Grifol surgió un aplauso espontáneo que lo hizo detener y sonreír. Fue una manera de la gente que lo acompañó en otras áreas del equipo de agradecer por el trabajo realizado en el terreno. Luego vendría una firma de autógrafos hasta en camisetas del Magallanes. El caballero Grifol seguramente regresará a casa esta vez con mayor tranquilidad que el último año. Pero de seguro seguirá teniendo desvelos pensando la manera de cómo alcanzar un titulo con estos Cardenales en una liga cada vez más competitiva y así retribuir tanto cariño que ahora le profesan.

    ABRUMADOS…Para quien escribe ha sido una temporada muy especial. Desde la trinchera de prensa del equipo nos tocó vivir este Cardenales 2012-2013. Un autentico privilegio. Estos Cardenales electrizaron a todo el estado y buena parte del país y uno no encuentra una palabra para llevarles el sentimiento de agradecimiento que embarga a todos quienes día a día caminan por este estadio durante y fuera de la campaña. Conocemos al amor hacia esta divisa, la entrega de sus fanáticos y la pasión que genera, pero lo experimentado este año rebasa cualquier intento de calificación. Todos alaban al equipo por lo demostrado en el terreno pero en la organización nos colocamos de pie para aplaudir a esta fanaticada. Tan grandes han sido ustedes como lo fueron esos guerreros en el campo. GRACIAS…

    TODOS QUIEREN VOLVER…Paulo Orlando y Scott Paterson se pasearon por el estadio un día después del séptimo juego de la final. El brasileño tímidamente manifestó que le gustaría regresar y de inmediato la gerencia le comunicó que desde octubre podía aterrizar en Barquisimeto. Por su lado Paterson dijo que se va a operar el hombro y perderá todo el año en Estados Unidos. Se rehabilitará y estará disponible en septiembre.


    _________________

      Fecha y hora actual: Vie Ene 20, 2017 5:57 pm